20 Ene

Pedro Lara V.

Será necesario iniciar con una observación: No se debe de confundir a la empresa con la familia. El concebir a la “empresa” como una “gran familia” es una inocentada. Es cierto que la familia es el ámbito por excelencia donde el hombre puede respirar libremente, pero no es el único. Nosotros, junto con el Dr. Carlos Llano, defendemos que la empresa se ha de volver un lugar donde sea grato vivir y, sobre todo un sitio donde se pueda trabajar a gusto.

Es cierto que la familia constituye la unidad básica, estable y última de todo componente social. También ha de resaltarse que la familia, en cuanto núcleo vital de toda sociedad, no sólo constituye un elemento central de ella, sino que, por el contrario, se convierte en una fuerza potencial que puede aprovecharse en terrenos de diversa índole que no son los puramente familiares.

La familia es el grupo…

Ver la entrada original 411 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: