14 Ene

grandes Pymes

motivacion 04por Francisco Lehmann y Luis Lehmann

El sultán de Persia había sentenciado a muerte a dos hombres que habían cometido un grave delito. Antes de sacrificarlos les ofreció un último deseo. Uno de los dos, sabiendo cuánto amaba el sultán a su caballo le ofreció, como postrera voluntad, enseñarle a volar al caballo en el término de un año, y si así lo hacía, le pedía a cambio que le perdonara la vida.

El sultán, imaginándose el único jinete del mundo montado en un caballo volador, aceptó tan inverosímil propuesta. Fue entonces cuando el otro prisionero miró absorto a su compañero de infortunio y le preguntó: “Sabes perfectamente que los caballos no vuelan ¿cómo se te ocurre hacerle al sultán este pedido? Sólo estás posponiendo lo inevitable

Esa es tu mirada” le respondió el otro, “eres tú el que va ya hacia lo inevitable, yo…

Ver la entrada original 1.358 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: