Mil caminos no bastan …

1 Ene

Un Poema para DIos

caminosCierto día sin fecha precisa,
mil caminos encontraron mis pies.
Y mis ojos nada pudieron ver,
en obscuridad me extravié.
Y mi oídos se rehusaron a oír,
¡El ruido fue ensordecedor!
Aun mi piel nada supo palpar
El frío congeló todo mi ser.

De nada sirvió que fuesen mil,
ninguno pude recorrer así.
Sólo una insondable tristeza,
como la de un niño abandonado,
se apoderaba cada día de mí.
Y mi vida de eterna soledad llena
Perecía en un desierto desolado.
Parecía ver un solo camino: El fin.

Y en un amanecer sin fecha precisa
desperté de repente, sentí un aliento.
Él me tomó de la mano muy sutil.
Y mi piel lo comenzó a sentir,
un fuego me empezó a calentar.
y mis oídos lo pudieron escuchar,
la melodía más hermosa sonó.
Hasta mi cegada vista lo divisó,
fue un nítido resplandor.

Entonces traté de caminar a su lado,

Ver la entrada original 271 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: