La delgada línea

27 Nov

Eudoxa

Por: Regina Oviedo

Twitter: @oh_regina

Es cierto que trabajar con un familiar o un amigo es algo difícil e incluso peligroso porque no siempre se sabe separar y distinguir las relaciones personales de las laborales. Confundir los problemas que pueden ocurrir en la oficina con los que surgen fuera de ésta es muy común, por lo que, si no se hablan y se tratan correctamente, se pueden volver más grandes. “Cuentas claras, amistades largas” dice un viejo dicho que hay que tomar en consideración cuando se trabaja con alguien, porque puede haber muchos problemas que surjan de malentendidos. La solución es saber atribuir al trabajo lo que es del trabajo y no mezclarlo con lo personal. En este caso me enfocaré más a una relación entre jefe y empleado.

Primero es importante que reconozcan que siendo amigos o familia se reunirán seguido, ya sea a platicar o a comer, y…

Ver la entrada original 438 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: